Vacía tu armario de una vez por todas: Las 7 preguntas mágicas

Vacía tu armario de una vez por todas: Las 7 preguntas mágicas

Si habitualmente te pasan las siguientes situaciones, pueden ser signos claros de que ha llegado la hora de deshacerte de gran parte de tu armario:

  1. ¿Tienes los cajones llenos de ropa arrugada que ya no usas?
  2. ¿No puedes encontrar la ropa que guardaste la semana pasada?
  3. ¿Está tu ropa del trabajo arrugada porque no paras de empujar todo al fondo del armario?

Puede que vaya siendo hora de vaciar el armario de una vez por todas con estos consejos probados y verdaderos para despejar nuestro vestuario y dar paso a la ropa, zapatos y accesorios que usas con regularidad.

Si tu armario es un caos te recomiendo que hagas una limpieza en profundidad cada temporada del año y que sigas los siguientes pasos:

  • Saca todo del armario. Limpia los estantes y cada rincón.
  • Haz una rápida purga. Separa lo que no quieres. Haz una pila con lo que hay que llevar a la tintorería o a costura.
  • Pon todo de nuevo en el armario colgando y clasificando por color. con las prendas que más usas en el frente.
  • Dona los artículos restantes. Y no tardes en llevar la ropa a arreglar o a lavar.

muebles para guardar zapatos

7 Preguntas para decidir lo que no necesitas

Para decidir lo que vas a eliminar de tu armario, plantéate las siguientes preguntas sobre cada prenda en la que tengas dudas:

1 ¿Me encanta?

2 ¿Aún lo uso?

3 ¿Proyecta la imagen que quiero reflejar de mí?

4 ¿Me pica o rasca?

5 ¿Los tacones son demasiado altos para entrar?

6 ¿Es moho?¿Las manchas no salen?

7 ¿Todavía me vale?

Como costumbre, puedes tener un cesto junto al armario de la ropa e ir tirando en él lo que no te guste o lo que ya no te valga.  No tienes que esperar a cada sesión para hacer una de estas limpiezas en profundidad. Si te acostumbras a mantener tu armario actualizado y regularmente te deshaces de lo que no usas lo agradecederás. Así no tendrás que darte la gran tarea de hacer limpieza en profundidad y perder un par de días de tu tiempo.

Nunca tires la ropa

Que tu no quieras una prenda no significa que ya no tenga uso. Tampoco hace falta que conviertas todas tus prendas viejas en trapos para la limpieza. Recuerda siempre que donar es una fantástica idea pero hay varias alternativas más.

Vende la ropa online:

Si está en buenas condiciones o es de marca, puedes sacarte un dinero extra vendiendo en portales online de segunda mano. No te tomará mucho tiempo hacer unas cuantas fotos y colgarlas en internet. Sólo tendrás que esperar que llegue alguna oferta.

aprovechar espacio en el armario

Reunión de amigas:

Piensa en tus familiares y amigos. Seguro que hay ropa que tu no quieres y que ellos sí. Enséñales lo que ya no quieres y regálales lo que les guste.

Dona la ropa:

Puedes ir a las diferentes organizaciones de tu zona y donar todo lo que no quieras, siempre que esté en buen estado. También puedes encontrar los contenedores públicos para ropa usada.

Esperamos que estos rápidos consejos os sean de utilidad. Y si necesitas ahorrar espacio, échale  un ojo al siguiente artículo